Bienvenidos


Me siento como abriendo algo más íntimo que la puerta de mi casa. Pero disfruten del patio y de todas sus dependencias. ¿O acaso no es así?


lunes, 6 de agosto de 2007

Líneas de diario


Al otro lado de la realidad: la isla de las pesadillas, un juramento, una obsesión llamada Ingrid, y un fantasma que no para de rugir.

4 comentarios:

... dijo...

Wow. Me encantó...^^

Sonia Álvarez dijo...

Foto mía. Podría llamarse Inicio.

carito dijo...

segundo comentario que intento dejar...creo que el primero se perdio por ahi... encantame tu blog.
la peor pesadilla es la que se calca sobre la realidad, la misma posición de la niña, la puerta entreabierta como la había dejado antes de dormir, los ruidos habituales de la noche, pero, el detalle en relieve, la atroz comprobación de que hay un intruso modificando la sombra, moviendo las ollas de lugar u hojeando el diario.

Letter dijo...

Evidentemente el otro se perdió por ahí. ¡Lo tuyo es maldad! La comprobación de un intruso en la oscuridad puede a cualquiera que como yo detesta la historia inconclusa.Para mí todo tiene una historia, un corolario. Plis. No me dejes así. Saludos y gracias.